Investigan a policías por supuestas vejaciones en la AlcaidíaSociedad 

Investigan a policías por supuestas vejaciones en la Alcaidía



LA JUEZA DIJO QUE “SI LES LLEVABAN GUISO EN UN TAPER SE LO TIRABAN EN UNA BOLSA”


La jueza de Ejecución Gladys Olavarría explicó en Actualidad 2.0 los motivos que la llevaron a ordenar que efectivos de Infantería no participen de las requisas a los internos en la Alcaidía Policial, y dio detalles sobre la investigación abierta por irregularidades en ese sentido, que motivó días atrás el alejamiento del Jefe de esa repartición policial, Martín Pedraza. «Me dieron fundamentos suficientes para que comience la investigación de Asuntos Internos y también una del Ministerio Público Fiscal por la existencia de vejaciones, abuso de autoridad o desobediencia judicial», dijo.


La magistrada indicó que «durante una semana habíamos tenido información desde distintos sectores, tanto de instituciones de las cuales forma parte el Poder Judicial, como de familiares de internos, respecto distintas irregularidades que se venían sucediendo en la Alcaidía Policial».


«Esto hizo que un grupo de familiares hiciera una presentación en su oportunidad respecto uno de los pabellones sobre cómo se estaba tratando a los internos, no sobre su integridad física sino respecto de la dignidad de las personas».


Olavarría recordó que «los internos tienen derecho a un trato digno más allá de su condena. La persona cuando está condenada está privada de su libertad ambulatoria, pero todos los demás derechos se mantienen; no se los puede tratar indignamente o humillarlos».


En este sentido, señaló que aparentemente en las requisas de Infantería este principio no se cumplía. «Las denuncias se basan en que los familiares llevaban alimentos en recipientes adecuados y que cuando realizaban la requisa no lo hacían como marca la ley; por ejemplo si les llevaban un guiso en un taper se lo tiraban en una bolsa y se lo daban en una bolsa, o le tiraban el jugo que les llevaban en una bolsa», detalló, y que además «no les entregaban toda la comida que le llevaban los familiares».


Agregó que además se investigan algunas restricciones a los que se los sometía, que están por fuera de lo que marca la ley en relación a las visitas de los familiares. «Un interno denuncia que tiene seis hijas y en el horario de visitas permitieron pasar a una sola de ellas», puntualizó.


«En el caso del pabellón de mujeres denunciaron una situación que raya con el delito de vejaciones, que aparentemente habrían desnudado a una interna y le habrían hecho hacer sentadillas durante una requisa, además revisando sus partes íntimas. Son situaciones altamente degradantes para cualquier ser humano», mencionó. (Fuente: Adn Sur)


Articulos relacionados