Calma radicales, calmaSociedad 

Calma radicales, calma



DESPUÉS DE SUFRIR RESULTADOS ADVERSOS EN NEUQUÉN, RÍO NEGRO, CHUBUT, ENTRE RÍOS, SAN JUAN Y SANTA FE; SON LOS RADICALES LOS QUE PLANTEAN LA NECESIDAD DE DEFINIR ROLES Y DE INTENTAR DESPEGAR A LOS CANDIDATOS LOCALES DE LA FIGURA DE MAURICIO MACRI. LOS RADICALES DISIDENTES PROPONEN FORMAR UN NUEVO FRENTE DESENCANTADOS DE CAMBIEMOS

La candidatura presidencial de Mauricio Macri sigue recibiendo cuestionamientos, ahora son los radicales de las provincias que sufrieron derrotas en las PASO para gobernador o a nivel municipal. Es que los correligionarios exigen que se convoque a la Convención Nacional para definir que hará la UCR dentro de Cambiemos.


Después de sufrir resultados adversos en Neuquén, Río Negro, Chubut, Entre Ríos, San Juan y Santa Fe; son los radicales los que plantean la necesidad de definir roles y de intentar despegar a los candidatos locales de la figura de Mauricio Macri. Es así que ya plantean a viva voz la posibilidad de que el Presidente no busque reelegir.


“Macri ya no puede buscar la reelección. Esto para mí está claro, y también debe afirmarlo y decirlo la Convención. Tenemos que buscar sin dudas y ya otro candidato, porque las PASO de agosto están a la vuelta de la esquina”, exigió el diputado chubutense Eduardo Conde.


El legislador aclaró que no propicia la ruptura con el PRO, pero sí una «redefinición de nuestro papel, como partido más importante dentro de Cambiemos». También opinó que Cambiemos en general deben buscar ya otro candidato a presidente que no sea Macri.


En pocas semanas podría decretarse otra aplastante derrota en la provincia que lo llevó a Cambiemos a la Casa Rosada. En Córdoba, el segundo distrito electoral del país, nadie duda de que Juan Schiaretti se impondrá por una amplia diferencia, por encima de los votos de los postulantes del radicalismo, incluso sumándolos. El triunfo del peronismo cordobés será aprovechado por Roberto Lavagna para lanzar su candidatura, desnudando la ingenuidad del Gobierno de pretender sumarlo a Cambiemos.

Rancho aparte

«Proponemos crear un nuevo frente, no ampliar Cambiemos como traducen algunos.» La sentencia fue pronunciada anoche por el ex diputado nacional Ricardo Alfonsín durante un acto del sector disidente de la UCR para marcar una postura firme frente a las dudas del radicalismo porteño, encarnado en la figura de Martín Losteau, y adelantar que en la carrera hacia octubre intentarán una alianza con el ex ministro de Economía Roberto Lavagna y sectores del peronismo, el GEN de Margarita Stolbizer y el socialismo.


El mitín realizado en La Plata por el Día del Trabajador contó con la presencia de otros referentes del sector disidente como el presidente de la Convención Nacional, Jorge Sappia, el vicepresidente del Comité Nacional, Federico Storanni, y el dirigente Juan Manuel Casella. En sus intervenciones, los referentes hablaron de la posibilidad que la UCR se puede «extinguir» en caso de mantener la alianza con el PRO y la Coalición Cívica, sin discusiones.


En el encuentro, los dirigentes confirmaron que esa será la propuesta que llevarán el próximo 18 de mayo a la convención bonaerense de la UCR y a la convención nacional, que aún sigue sin fecha, algo que debe hacer el Comité Nacional presidido por el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, secundado por su par de Jujuy, Gerardo Morales.

Diáspora radical

«Proponemos crear un nuevo frente, no ampliar Cambiemos como traducen algunos. Un nuevo frente sin excluir a nadie pero incluir a otros actores, como el GEN, el socialismo y un sector del peronismo en el que está Roberto Lavagna», marcó las fronteras de un futuro acuerdo Alfonsín y apuntó elípticamente contra el delfín del radicalismo porteño, Martín Losteau, quien se pronunció por ampliar la coalición, a días de mantener una serie de reuniones con el presidente Mauricio Macri.


Dentro de la convención provincial, la iniciativa del sector disidente tiene pocas posibilidades de conseguir respaldo, ya que el partido es presidido en la provincia por el vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador. A principios de abril, cuando arreciaban los rumores de ruptura con Cambiemos, Salvador firmó un comunicado junto con intendentes y legisladores afines en el que ratificaron: «Los radicales de Buenos Aires tenemos la convicción de que Cambiemos es la fuerza política que nos garantiza consagrar valores republicanos esenciales».


En tanto, la convención nacional tiene un futuro incierto. La convocatoria deben hacerla quienes controlan el Comité Nacional, cercano a la Casa Rosada, quienes deben lidiar con los diferentes recelos internos, que van desde poner al candidato a vicepresidente en la fórmula de Cambiemos a romper la alianza para construir nuevas estrategias electorales.


Alfonsín se mostró confiado en que el sector disidente puede permear su postura en caso de que la convención se realice antes del 22 de junio, plazo legal para el cierre de alianzas electorales. «Dados los problemas que hay que enfrentar, si el partido no perdió capacidad de lectura de la realidad, se va a imponer», confió el ex diputado nacional, en diálogo con Infocielo, al recordar que en la histórica convención de Entre Ríos de 2015, tanto Morales, como el diputado tucumano José Cano y el senador chaqueño Ángel Rozas, se habían pronunciado a favor de una coalición amplia y no por el acuerdo con el PRO, que fue impulsado por el ex presidente del comité Ernesto Sanz.

Ex ministro K deshoja la margarita

Martín Lousteau integra el radicalismo porteño y responde a Enrique “Coti” Nosiglia pero, a la vez, coquetea con Cambiemos y el peronismo federal. El ex ministro de Economía de Cristina Kirchner y ex embajador en Estados Unidos de Macri es diputado nacional, con mandato hasta 2021, de Evolución Radical; es decir la UCR porteña, que no forma parte de Cambiemos.


En las últimas semanas se lo mencionó como candidato a todo y de todos: a senador nacional de Cambiemos por la Capital Federal; a vicepresidente de Macri; a vice de Lavagna; a precandidato presidencial por la UCR y, por su puesto, a jefe de Gobierno porteño, por Evolución Radical y por Argentina Federal. Lousteau no dice nada sobre su futuro.


El economista es resistido por la diputada Elisa Carrió y el gobernador jujeño Gerardo Morales, dos figuras de peso de Cambiemos. Pero es promovido por el Coti y por radicales rebeldes, como Federico Storani o Ricardo Alfonsín, a quienes en el Comité Nacional, que comanda el mendocino Alfredo Cornejo, consideran “opiniones marginales”.


Sin embargo, el propio Cornejo tampoco descarta que Lousteau pueda representar al radicalismo en las PASO o ser compañero de fórmula de Macri.


Hace dos semanas, por caso, Cornejo recibió al Coti en Mendoza, tras lo cual una usina de la Casa Rosada desparramó la versión de que el Presidente le ofrecería a la UCR la fórmula presidencial.

Lousteau coquetea con todos

Un dirigente radical, sin embargo, evaluó que “siendo compañero de fórmula de Macri no generaría ninguna ola de votos a favor de ciudadanos descontentos con el Gobierno” ni tampoco sería una buena noticia para el radicalismo, porque Lousteau es un radical afiliado a la UCR en diciembre de 2017. De todas maneras, subrayó que en el Gobierno la dirigente que más expectativas genera como compañera de fórmula de Macri es Patricia Bullrich.


Larreta le ofreció a Lousteau encabezar la lista de candidatos a senadores nacionales de Cambiemos. El economista aún no ha dicho que sí ni que no. En el entorno de Lousteau dijeron a este medio que “no lo ven” aceptando la propuesta del “Pelado”.


Lousteau no está en Cambiemos. “En el radicalismo porteño no quieren saber nada con Macri. Y Martín mismo es muy crítico de la gestión nacional. Si sos senador de Cambiemos, te tenés que callar la boca y bancar. Y no lo veo a Martín callándose, más cuando tenés detrás al radicalismo porteño re caliente”, evaluó una fuente de Evolución Radical.


Lousteau ya fue funcionario de Felipe Solá en Buenos Aires (ministro de Producción) y, como se dijo, de Cristina y de Macri en la Nación. Por tanto, no es descabellado un salto del filocambiemismo al peronismo federal. Es más, los radicales porteños se lo piden.


En Evolución Radical admitieron que “cayó muy bien” la posibilidad de que el economista vuelva a competir por la jefatura de Gobierno porteña, pero esta vez por Argentina Federal, apoyando la eventual candidatura de Lavagna.

Articulos relacionados