Los sindicalistas se meten en la campaña: prometen profundizar las protestas contra GobiernoPolítica 

Los sindicalistas se meten en la campaña: prometen profundizar las protestas contra Gobierno

Contra Mauricio Macri en las calles y en las urnas. Durante los discursos en el escenario montado frente al Cabildo, de espaldas a la Casa Rosada, los oradores del mediodía en la Plaza de Mayo coincidieron en plantear como estrategia mantener y profundizar las protestas contra el Gobierno durante la campaña electoral y en la necesidad de una “unidad” para impulsar un presidente “nacional y popular”.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

La movilización convocada por el Frente Sindical, la Corriente Federal, las CTA, gremios disidentes de la CGT y movimientos sociales confluyó en la Plaza de Mayo al mediodía y los discursos funcionaron como cierre. Entre las consignas hubo cuestionamientos al modelo económico del Gobierno, repudio al FMI, rechazo a una reforma laboral, reclamo de paritarias libres, aumento a los jubilados y freno a las subas de combustibles y tarifas, cruzadas con arengas en tono electoral. Hubo más alusiones a la concurrencia -los organizadores hablaron de 200 mil personas- que al acatamiento del paro.

“Si quieren más paro van a tener más paro y si quieren más gente en la calle la multiplicaremos por miles”, arrancó Sergio Palazzo. “Es necesario que en la elección de octubre triunfe un movimiento nacional y popular que devuelva a la Argentina la felicidad que le dieron Yrigoyen, Perón, Evita, Néstor, Cristina, Alfonsín, aquellos que gobernaron para el pueblo”, marcó el titular de la Bancaria.

Mirá también

“Tenemos que derrotar a Macri en las urnas o en la calle. Si no lo derrotamos en la calle, habrá que derrotarlo en las urnas. Hay que unir en un frente a todos en una gran PASO”, aseguró luego Mariano Sánchez, por las organizaciones sociales. Las columnas de CTEP, Barrios de Pie y la CCC se ubicaron sobre Diagonal Sur.

Mirá también

Pablo Micheli cargó contra la conducción de la CGT por tomar distancia del paro (“No sé si son boludos, están equivocados o son traidores”) y al final coincidió con la estrategia durante la campaña: “Son tiempos de mucha lucha. Queremos que vuelva el peronismo, que vuelva un gobierno nacional y popular. Hay que hacer más paro y movilizaciones. Hay que acompañar el camino a la elección con el movimiento obrero, las organizaciones sociales y el pueblo en la calle”. En la previa el titular de la CTA autónoma se había referido explícitamente a Cristina Kirchner: “Soy de los que cree que si abandonamos la calle se pone en duda el triunfo del frente popular que encabece Cristina”.

Pablo Moyano y Hugo Yasky en el acto dentral del paro opositor.

“Tenemos que ir hacia octubre y llegar a octubre peleando en la calle con dignidad. Hoy empieza una nueva historia para la clase trabajadora”, lo siguió Hugo Yasky, otro de los líderes de la CTA.

Mirá también

El cierre quedó a cargo de Pablo Moyano. “Que se metan la multa en el culo, a nosotros no nos aprieta nadie”, lanzó el desafío en referencia a las conciliaciones obligatorias dictadas por el Gobierno en la jornada previa, con eventuales sanciones ante su incumplimiento. “Cada vez que el Gobierno a través del Presidente o de algún funcionario dice que ratifica el modelo económico nosotros ratificamos acá en la plaza que vamos a seguir peleando contra este modelo económico de hambre, entrega y ajuste”, indicó el jefe de Camioneros, que mañana instalará 300 ollas populares en distintos puntos del país.

“Si no hay respuestas en 20 días vamos a decidir las medidas que se van a tomar”, advirtió Moyano, antes de la desconcentración.

Militantes Camioneros posan durante la jornada de protesta. Foto: Juan Manuel Foglia.

Desde el escenario pidieron un “regreso a casa en paz”. Un rato antes hubo detenidos en el ataque de un grupo a la sede del JP Morgan y los organizadores querían evitar nuevos hechos de violencia. A esa altura las consignas aparecían más en carteles o inflables con la leyenda “Chau Macri” que en los cantitos. Las columnas salieron en dirección a 9 de Julio en silencio.

Articulos relacionados