Cerró otra fábrica textil en el Parque Industrial de TrelewSociedad 

Cerró otra fábrica textil en el Parque Industrial de Trelew



LA EMPRESA ALTER BAJA LAS PERSIANAS Y DESPIDE A 42 OPERARIOS


La fábrica tiene una trayectoria de 50 años y dos plantas, una en Berazategui y la otra en Trelew, la que dejará de producir. La firma ya había acordado la salida de algunos operarios, pero ahora recibirán los telegramas la totalidad, según comunicó.


La crisis o mejor dicho la extinción del mercado interno y la liberación de las importaciones de productos textiles sigue arrasando a la industria nacional y en particular a las pocas fábricas que quedan en el Parque Industrial Trelew.


Supersil, Welert, Sitma, Foderami, Windsor, Propulsora Patagónica, Casa Roma, parte de Sedamil, reducción en Tendlarz, Soltex que sobrevive, un listado nefasto del cierre o la decadencia de fábrica textiles que eran o todavía siguen siendo punta de la industria argentina del sector.


Alter SAIC se suma a la crisis terminal. Una de las pequeñas textiles que todavía quedaba en pie y que en sus inicios formó parte de un apéndice de Propulsora Patagónica, pero que hace varios años tenía sello y planta propia en Trelew.


En realidad, la firma tiene una trayectoria de 50 años en el hilado punto a punto y una planta central en Berazategui, Provincia de Buenos Aires.


Hace un tiempo que Alter venía negociando con algunos de sus trabajadores una salida acordada, y lo había logrado en el caso de unos seis a siete. La planta de Alter está ubicada detrás de dos fábricas de mayor porte, Sedamil y Tendlarz.


Pero pasó lo peor, o lo previsible: en las últimas se conoció su decisión drástica y definitiva: el cierre de la fábrica en Trelew con un plantel aproximado de 40 trabajadores, a quienes les comenzará a llegar los telegramas en las próximas horas: hay operarios de más de 30 años de antigüedad y los que menos tienen son ocho años en la planta.


El secretario gremial de la Asociación Obrera Textil (AOT), Sergio Cárdenas, en los minutos previos a reunirse en asamblea con los trabajadores de Alter le dijo a Radio 3 que “esto es un desastre, no podemos para esta debacle, no hay mercado interno”.


“Es otro golpe terrible, porque se trata de trabajadores que siempre estuvieron bien remunerados. Y esto repercute en un taller, en un comercio”, remarcó Cárdenas.


“Se han olvidado de todos, no sólo de los trabajadores textiles, si se olvidan de los jubilados. El gobierno nos toma de prisiones, va por todo”, lamentó.


Mientras los trabajadores se mantendrán movilizado dentro de la planta, esperan que se definan legalmente los términos de los despidos y evitar por ejemplo lo que pasó con Propulsora, que todavía en la mayoría de los casos no percibieron las indemnizaciones. (Fuente: Radio 3)


Articulos relacionados