La inflación vuelve a instalarse como eje de preocupación en la UCRPolítica 

La inflación vuelve a instalarse como eje de preocupación en la UCR

Uno de los gobernadores de la UCR se ofuscó ante la enésima consulta periodística sobre las chances de que Martín Lousteau o algún radical acompañe a Mauricio Macri en la boleta presidencial. “¿Qué fórmula ni qué fórmula? Si esto no funciona, perdemos y no sabemos contra quién”, se quejó.

Ese es el nivel de zozobra que por estas horas atraviesa a algunos de los principales dirigentes de Cambiemos. “Esto” no era otra cosa que las medidas paliativas contra la inflación y para reactivar el consumo.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

La reunión del martes en la Casa Rosada con Mauricio Macri, Rogelio Frigerio y Marcos Peña no tranquilizó a los mandatarios provinciales, que temen no poder implementar de manera eficiente los “productos esenciales”, que debutarán este lunes en las góndolas.

La preocupación no es solo radical. María Eugenia Vidal se había quejado con tanta energía por la incapacidad oficial para sostener el precio de la leche, que -según varios gobernadores- Dante Sica habría ofrecido su renuncia, una versión que el ministro de Producción rechaza de plano.

En el mayor distrito electoral del país también hay dudas, pero todavía mantienen una luz de esperanza. “Si baja la inflación varios meses consecutivos, Mauricio puede ganar”, afirman cerca de la gobernadora.

Los radicales tienen más dudas. Por esa razón, la convención partidaria que deberá decidir sobre la pertenencia de la UCR a Cambiemos es hoy una incógnita. No hay certezas sobre el distrito en el que se realizará.

El presidente Mauricio Macri saluda en Mendoza al gobernador Alfredo Cornejo. Foto: DPA

Jujuy y Corrientes, gobernadas por Gerardo Morales y Gustavo Valdés, estarían descartadas, como sede. Hoy son varios quienes repiten que lo más probable es que se realice en la Capital Federal o en sus inmediaciones, como en el histórico Círculo Asturiano de Vicente López.

Una de las figuras centrales para juntar los votos necesarios -para encolumnarse detrás de Macri, descartar a Sergio Massa y fundar Cambiemos- en la convención de Gualeguaychú en 2015 hoy se mantiene escéptico sobre las chances de generar consensos.

Algunos de los referentes del histórico operador Enrique “Coti” Nosiglia, que empuja las acciones de Lousteau, y que trabajaron para gestar Cambiemos en 2015 consideran que no hay margen para un apoyo cerrado y mayoritario a Macri.

Una fracción del radicalismo no disimula sus ganas de apoyar a Roberto Lavagna. El primero es el presidente de la convención Jorge Sappia.

El Jefe de Gabinete intentó tender puentes con ese sector, al que -confían en la Casa Rosada- el titular de la UCR Alfredo Cornejo no hace nada por contener. Peña recibió esta semana en su despacho a Federico Storani. Al abandonar Balcarce 50, el ex ministro del Interior de Fernando de la Rúa promocionó la candidatura del ex ministro de Economía.

El ministro coordinador canceló entonces el encuentro previsto para el día siguiente con Ricardo Alfonsín, otro de los promotores de Lavagna.

En el Comité nacional insisten en que los nombres de esos dirigentes tienen historia, pero no votos. “No tuvieron poder en 2015 y menos ahora”, afirman.

Allegados a Nosiglia imaginan escenarios distintos en la convención: un consenso posibles con demandas al PRO para dejar por escrito el funcionamiento que debería tener la coalición; facultar a una mesa de negociación con el macrismo en la que se sienten representantes de Morales, Cornejo y el propio Coti, impugnado por la tercera socia fundadora de Cambiemos: Elisa Carrió. “Esta vez el radicalismo no se va a quedar callado por lo que diga Carrió”, avisan.

Mirá también

La jefa de la Coalición Cívica mandó un mensaje con varios destinatarios radicales el viernes. “Hoy me dan más asco que nunca los dirigentes propios o extraños y los empresarios que buscan generar dudas y zozobra”, sentenció en Córdoba.

Dos días antes el Presidente había viajado a Santa Fe para apoyar al candidato oficialista, el radical José Corral, un detalle que no había tenido en distritos donde Cambiemos también corría de (más) atrás, como en Río Negro.

El ministro del Interior Rogelio Frigerio viajó a Jujuy para mostrarse con Morales, por necesidad, el más “macrista” de los gobernadores radicales.  

Mirá también

Un sector de la UCR baraja una opción más extremista si los cortocircuitos internos se agravaran. Evalúan suspender la convención. Sería la última carta y deberían intervenir el partido y recurrir a la jueza con competencia electoral María Servini.

Vale el antecedente reciente de Santa Fe, donde el Comité Nacional intervino el partido provincial, cuyas autoridades se negaban a conformar Cambiemos. Igual, advierten que difícilmente la UCR elija una manera tan “peronista” de definir sus diferencias.

Articulos relacionados