Podrían modificar las retenciones para incrementar los ingresos nacionalesSociedad 

Podrían modificar las retenciones para incrementar los ingresos nacionales



DESDE EL GOBIERNO DESMINTIERON LAS VERSIONES Y EL LUNES SE REALIZARÁ UNA REUNIÓN


En diciembre del año pasado el Congreso de la Nación aprobó la Ley de Presupuesto para 2019, con la cual el Gobierno Nacional estableció las limitaciones monetarias para dicho período. Ahora, desde la Casa Rosada buscan realizar modificaciones en el artículo 83 de dicha norma, la cual le otorga al Ejecutivo la potestad para aumentar los derechos de exportación hasta el 33%.


En este contexto, el Ministerio de Hacienda de la Nación trabaja actualmente para unificar las retenciones en torno al 10% para todo tipo de productos, aunque el campo se llevaría la peor parte, debido a que la soja alcanzaría el 30%. Además se eliminaría el peso por dólar exportado para contrarrestar la licuación sufrida por la suba del tipo de cambio, un factor que generó una menor recaudación y que no fue deseado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA).


Si bien esta información no fue confirmada de manera oficial, varios trascendidos confirmaban esto en la jornada de ayer. Igualmente, hay que aguardar por la firma de esta propuesta, que sería desarrollada a través de un decreto.


Por su parte, desde el Ministerio de Producción de la Nación negaron por completo estas modificaciones, asegurando que esto se trata de una “confusión”. No obstante ello, reconocieron que se llevarán a cabo medidas, pero no van en la línea de las mencionadas anteriormente. Esta postura también fue expresada ante la Unión Industrial Argentina (UIA), desde donde reconocieron haber tenido contacto con funcionarios del Gobierno Nacional.


Al respecto de esta situación, hay que tener en cuenta que con las modificaciones en la cotización del dólar respecto al peso y los saltos cambiarios que se vivieron en los últimos días, los derechos de exportación se licuaron 2,3% desde septiembre


Otras versiones afirman que la estrategia del Ministerio de Hacienda consistiría en la unificación de distintos porcentajes que rigen actualmente para todos los productos que se exporten, con el fin de que paguen un derecho de exportación fijo del 10%. Esto produciría que en algunos bienes se mantenga el porcentaje, pero en otros baje y en algunos suban.


Además se dará por terminado el pago por dólar exportado que depende desde por supuesto del tipo de cambio. Ese cobro sufrió una fuerte licuación, un efecto que al Fondo Monetario Internacional (FMI) le empezó a preocupar meses atrás y que se lo trasmitió a Nicolás Dujovne, titular de la cartera monetaria de nuestro país.


Un ejemplo de esta situación es la comercialización de la soja, recordando que el 3 se septiembre pasado, este commoditie tributaba con un dólar a 36.65 pesos por unidad una retención de 10,9%, que sumado al 18% daba un total de 28,9%. Pero ahora con una moneda norteamericana en que supera los 46 pesos, el resultado final es del 26,6%. Si se observa una soja en promedio de 215 dólares, se puede percibir un ahorro en el período mencionado del 8% por tonelada exportada.


Además, la oleaginosa que hoy tiene una retención del 18% pasará al 30%, un temor que siempre tuvo la Mesa de Enlace y que nunca pudo frenar durante el debate por la Ley de Presupuesto. El problema es que también se aplicaría para los subproductos: aceite y harina de soja. Vale recordar que la exportación viene reclamando un diferencial al sostener que elaboran un producto con valor agregado. Esto no hace más que fomentar la primarización.


Si bien «no está firmado el decreto», la idea está en debate en el Gobierno Nacional y el lunes próximo los presidentes rurales se reunirán con el secretario de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, en un encuentro que ya estaba previsto de antemano, pero que servirá para medir la reacción del campo. Algunos sostienen que el ex presidente de la Sociedad Rural daría un paso al costado luego. No estaría avalando la modificación. Dependerá ahora del poder de lobbie de los productores, que la última vez no funcionó.


Articulos relacionados