El choripán, un clásico de los actos políticos, se coló en el debate de la ley de financiamiento de campañasPolítica 

El choripán, un clásico de los actos políticos, se coló en el debate de la ley de financiamiento de campañas

De manera inesperada el choripán se metió en el debate por el proyecto de Financiamiento de las campañas políticas que tuvo lugar en la tarde de este martes en el Senado.

Al asunto lo introdujo la peronista tucumana Beatriz Mirkin, que se mostró escéptica de los controles de los “aportes en especie” previstos en el proyecto, y algo irónica invitó a los senadores a una choripaneada en Tucumán.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

“Dicen que algunos partidos damos choripanes, otros darán hamburguesas McDonald“, ironizó Mirkin. “Se ponen muchas cosas (en el proyecto) que después son de imposible cumplimiento”, agregó, sin dejar de aclarar que votaba a favor de la iniciativa.

A la polémica por el choripán se sumó desde Cambiemos la cordobesa Laura Rodríguez Machado: “Lo ilegítimo es hacer una choripaneada y no decir de donde vienen los chorizos, o un asado y no decir quién te donó la vaquillona”, replicó.

La senadora Mirkin, de pie, en una sesión de 2018.

Mirkin había leído el artículo del proyecto sobre “aportes en especie”, que, dijo, “ya el nombre me resulta horrible”.

“Los aportes que consistan en la prestación de un servicio o la entrega de un bien en forma gratuita, serán considerados aportes en especie. Cuando el aporte supere los cinco mil (5.000) módulos electorales se hará constar en un acta suscripta por la agrupación política y el aportante”, dice el texto.

La senadora cuestionó que “trazabilidad no hay, transparencia menos. Dentro de semanas están invitados todos los que quieran en Tucumán hay una choripaneada, está donado el chorizo, la gaseosa, el pan… Qué aporte, dónde figura?”, observó.

Rodríguez Machado tomó de inmediato la palabra. “Fui responsable financiera de rendir fondos electorales. A nosotros no nos donaron una vaca sino algo más blandito, un novillo“, buscó ser didáctica. “Se considera aporte en especie, donado, y hay que ponerle un valor”. Tras explicar que hay que declarar el origen de los choripanes sostuvo que “es muy habitual que alguien preste un local o done vino o gaseosas, hay que darle valor de mercado y decir quien lo donó, de esa manera se transparenta”.

Articulos relacionados