La ley de financiamiento político otra vez bajo riesgo de no tratarse, esta vez por los feriados de Semana SantaPolítica 

La ley de financiamiento político otra vez bajo riesgo de no tratarse, esta vez por los feriados de Semana Santa

Mala fecha para una sesión del Congreso. El Senado llamó a sesionar este martes para tratar el proyecto de ley de financiamiento de las campañas electorales, una iniciativa que impulsa la Casa Rosada de cara al año electoral y con la que se muestra de acuerdo públicamente un amplio sector de la oposición pero que pasan las semanas y sigue empantanado en la Cámara alta. Uno de los problemas que ahora vislumbran en ala política del Gobierno es que la sesión está convocada justo en la víspera del inicio de la Semana Santa. 

“Es una semana corta. Se ve complicado que haya senadores suficientes en Buenos Aires para sesionar”, dijeron este domingo en el Gobierno.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Esas mismas fuentes agregaron: “Se supone que no hay ninguna razón para que no se apruebe la ley. No hay diferencias públicas entre Cambiemos y un amplio sector del PJ con la ley, salvo en lo que respecta a la habilitación a los gremios a aportar a las campañas. Con lo que debería salir. Salvo que el peronismo tenga la decisión de que no salga y no lo está queriendo decir”.

Una lectura que hacen en la Casa Rosada es que el jefe del bloque del PJ del Senado, Miguel Ángel Pichetto, estaría evitando que el proyecto llegue al recinto hasta no tener una mayor cohesión en su propia bancada.

Adrián Pérez., secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior.

Pero el rionegrino, que está a favor de la iniciativa, rechazó de plano esa interpretación.

“Voy a tratar de unificar el bloque, como siempre hago. Pero si hay algunos senadores que están en contra habrá otros 10, 12 ó 15 que estamos a favor y así votaremos. El bloque puede votar dividido, como ya ha sucedido en otras oportunidades”, dijo a Clarín Pichetto.

El peronista agregó: “Es importante que tengamos una ley que permita el financiamiento de los privados a las campañas. Si no lo hay seguiremos con procesos como los de los cuadernos (de las coimas) y los aportes en negro a las campañas”.

Para el jefe del bloque justicialista, “lo peor que podría pasar es que no haya ley. La carencia de una ley permite la consolidación de los oficialismos. Salvo el Gobierno, el resto tendrá campañas austeras”.

Mirá también

El proyecto tuvo dictamen en el Senado el año pasado y desde ahí hubo varios intentos de aprobarlo. Mauricio Macri, incluso, incorporó su tratamiento en la convocatoria a sesiones extraordinarias de diciembre del año pasado. Pero la iniciativa sigue trabada.

Ahora la iniciativa tiene dos dictámenes, uno firmado por Cambiemos y otro por un sector de la oposición (el kirchnerismo está en contra de la ley). Ambos dictámenes son idénticos, salvo en un punto: el de la habilitación a los sindicatos a aportar fondos a las campañas electorales. El peronismo quiere; el oficialismo, no.

Lo que podría pasar es que ese artículo directamente se caiga cuando se trate el proyecto en el recinto. Es que para aprobarse necesitará una mayoría especial de 37 votos, que podría no reunir.

El Senado en sesión el pasado 20 de marzo.

El eje principal del proyecto es habilitar el aporte de las empresas a las campañas, algo que hoy se encuentra prohibido por ley. Además, se bancarizan todas las donaciones para darle mayor transparencia a los aportes de campaña.

El caso de los cuadernos de las coimas y los aportes truchos de Cambiemos pusieron bajo sospecha el financiamiento de la política. De todas formas se impondrá un tope al aporte de los privados, que sólo podrán financiar hasta el 2% de los gastos autorizados por la Justicia para esa campaña.

“La intención es tratar de que salga la ley”, reafirmó este domingo el senador Pichetto.

Articulos relacionados