Tiger Woods lucha por la corona del Masters ante su verdugo y un convidado de piedraDeportes 

Tiger Woods lucha por la corona del Masters ante su verdugo y un convidado de piedra

El año pasado dio el gran golpe al quedarse con el Abierto Británico, convirtiéndose en el primer italiano en conquistar un Major de golf. Lejos de conformarse con eso, Francesco Molinari va por más. Pero muy cerca tiene a un nombre que amenaza por peso propio, independientemente de cómo haya jugado o qué pueda hacer en la última jornada: un tal Tiger Woods. Entre ellos, Tony Finau; cerquita, Brooks Koepka. A esos nombres parece reducirse la búsqueda que se lanzará este domingo en la jornada decisiva del Masters de Augusta.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Al margen de que Molinari ya se hizo un nombre y tiene todas las credenciales como para ser candidato y llevarse su segundo grande, todas las luces le apuntan al hombre que indefectiblemente está de regreso y en condiciones de presentar batalla. Woods completó un buen sábado, con seis birdies y un bogey -ofreció lo mejor en los cierres de vuelta- y firmó una tarjeta de 67 impactos (-5) para totalizar 205 (-11).

Molinari también sumó seis birdies pero nunca hizo más que el par; apenas cometió un bogey en todo el certamen (salvó el par en el último hoyo pese a caer en la trampa de arena) y quedó en la cima con -13 (producto de 203 impactos).

Molinari sacó la pelota magistralmente del búnker en el último hoyo de la jornada y salvó el par de ese 18 para mantener los dos golpes de ventaja de cara a la jornada decisiva. (Foto: EFE)

El año pasado compartieron grupo en la definición del Abierto Británico, en la que el italiano mostró nervios de acero y no tembló ante la leyenda. Esta mañana volverán a salir juntos y, aunque la ventaja es escueta, es importante. Hay un dato, sin embargo, que permite a Woods creer en la hazaña: cuatro veces en el Masters llegó al domingo con una tarjeta de 11 o más golpes bajo el par. En todas ellas salió campeón.

El mejor de ayer, sin embargo, no fue ninguno de estos contendientes. El convidado de piedra se llama Tony Finau, es estadounidense y tiene 29 años. Con seis birdies y un águila, bajó el par en 8 golpes y se ubicó en la misma línea que Woods. Este nacido en Salt Lake City apenas ganó un torneo del circuito PGA y hace ya bastante: en Puerto Rico, en marzo de 2016.

Tony Finau aprieta el puño tras hacer par en el último hoyo y mantener sus chances intactas para este domingo. (Foto: AFP)

Pero esta actualidad no parece tanta casualidad: en los últimos Majors cumplió con grandes actuaciones, terminando entre los 10 mejores en tres de los cuatro del año pasado, incluyendo un décimo puesto en el primer Masters de su vida. Coronarse sería un golpe, porque todos miran al crack europeo y a la leyenda.

Grillo, muy atrás

Grillo le da un toque al suelo con su driver luego de salir del tee del hoyo 15. El argentino está lejos de su última buena actuación en el Augusta National. (Foto: EFE)

El argentino Emiliano Grillo, único representante albiceleste que pasó el corte (Ángel Cabrera no lo consiguió) cerró su vuelta del sábado con 73 golpes (+1) y con un total de 220 impactos (+4) marcha 61°.

Articulos relacionados