La oposición logró el quórum en Diputados, pero el macrismo le frena los proyectosPolítica 

La oposición logró el quórum en Diputados, pero el macrismo le frena los proyectos

La Cámara de Diputados debate desde este mediodía una extensa lista de casi 80 proyectos, en lo que fue un triunfo parcial de la oposición, de efecto simbólico y político. Logró quórum para la sesión especial y abrir la discusión, pero ninguno tiene chance de ser aprobado. Cambiemos entró al recinto cuando ya había quórum e impuso su número para bloquear el tratamiento sobre tablas, para el que se necesitan dos tercios, ya que los proyectos no tenían dictamen de comisión. 

En la lista hay iniciativas para eximir el pago del impuesto a las ganancias a los jubilados, en línea con el reciente fallo de la Corte Suprema, y también para limitar los aumentos de tarifas de servicios públicos. Todo esto, en un clima cruzado por la campaña electoral para las elecciones de octubre.

Fue un inicio de sesión muy caliente, donde oficialismo y oposición tensaron el reglamento de la Cámara. Tras reunirse quórum, hubo una jugada imprevista de Cambiemos: aprovechando que momentáneamente la oposición no tenía 129 sentados en sus bancas, los diputados oficialistas se pararon y Juan Manuel López de la Coalición Cívica hizo moción de orden para votar, de manera de terminar rápido la sesión. “Es deber de quienes piden la sesión sostener el quórum”, argumentó.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

El titular de la Cámara, Emilio Monzó, concedió 5 minutos que se estiraron por discursos opositores, uno incendiario de la massista Graciela Camaño acusando al Gobierno de “humillar” a los diputados, de querer cerrar el Congreso y al propio Monzó de incumplir el acuerdo con los jefes de bancada de dar el debate. En ese ínterin volvió a haber quórum, Cambiemos no tuvo más remedio que volver a sentarse y el debate continuó según lo acordado.

La primera votación fue para el tratamiento sobre tablas de los proyectos relativos a la eximición de Ganancias a los jubilados. Hubo 130 votos positivos, y 91 negativos (de Cambiemos), pero no alcanzó para los dos tercios. Igual hubo discursos para defender las iniciativas (empezando por sus autoras, la cristinista Luana Volnovich y la massista Mirta Tundis).

El quórum para arrancar no fue fácil. La oposición estaba al borde de perder la sesión. Una diputada que no pudo sentarse en banca, fue Nathalia González Seligra, del PTS-Frente de Izquierda. ¿Motivo? Ya había presentado la renuncia, para hacer la “rotación” con Mónica Schlottauer, de Izquierda Socialista, que es el acuerdo electoral del Frente de Izquierda.

Cuando parecía que la sesión fracasaba, Seligra amagó acercarse a la banca, pero Monzó, la frenó amablemente: “Diputada, usted no puede”. La explicación oficial fue que la banca estaba vacante por esta situación. Cuando se inició la sesión pudo jurar Schlottauer y también el santiagueño José Herrera, en reemplazo de Hugo Infante, quien falleció en diciembre.

Fueron decisivos los ingresos al recinto a paso apurado de los ultrakirchneristas Leopoldo Moreau y Rodolfo Tailhade, miembros de la Comisión Bicameral de Inteligencia que en ese momento recibía al jefe de la AFI, Gustavo Arribas. Fueron llamados de apuro al ver que no llegaban al quórum.

La sesión, al borde de caerse. (Diego Díaz)

También contribuyó al quórum de entrada un miembro del interbloque Cambiemos, el salteño Alfredo Olmedo, que se maneja en forma autónoma, aunque integra el interbloque de 108 diputados del oficialismo.

Otra que dio quórum fue Teresita Villavicencio, de Evolución Radical, el bloque de 3 que comanda Martín Lousteau y es aliado del oficialismo en el recinto.

Una sesión con 78 proyectos

En total se intentarán debatir un total de 78 proyectos, desde las 11.30, entre ellos el que modifica la ley de Ganancias para eximir a los jubilados de ese tributo, en línea con el pedido realizado días atrás por la Corte Suprema para que el Congreso se expida en ese sentido.

Otros temas están vinculados con tarifas, Boleto Escolar Gratuito y violencia de género.

El oficialismo convocó a sus legisladores a Buenos Aires, a pesar del feriado del 2 de abril, para intentar bloquear el tratamiento de los proyectos. 

Mirá también

“No vamos a permitir que el Gobierno cierre el Congreso, voy a pedir que se descuente el día a los que falten”, advirtió la jefa del bloque renovador, Graciela Camaño, una de las impulsoras de la sesión.​

Graciela Camaño, junto a Miguel Ángel Pichetto: una de las impulsoras de la sesión. (Clarín)

La convocatoria, impulsada por los bloques opositores del Frente para la Victoria-PJ, a cargo de Agustín Rossi; el Frente Renovador, que encabeza Camaño, y el Justicialismo, presidido por el salteño Pablo Kosiner, coincide con la movilización que realizarán distintas organizaciones sindicales en contra del programa económico del gobierno nacional.

Si bien podrían conseguir sentar a unos 133 diputados, cuatro más que los necesarios para lograr quórum (con el apoyo de monobloques y la izquierda), ese número no les alcanzaría para reunir la mayoría especial que requiere debatir esos temas sobre tablas, sin pasar por las respectivas comisiones.

Mirá también

En suma, se trata de un jueves complejo para el oficialismo: al mediodía, la Bicameral de Inteligencia recibirá al director de la AFI, Gustavo Arribas, y a su segunda, Silvia Majdalani, para responder preguntas de senadores y diputados sobre el caso D’Alessio.

Cambiemos tuvo ayer por la noche su primera reunión de interbloque, para cerrar su estrategia. La encabezó su jefe, el radical Mario Negri, absorbido en el último tiempo por la pelea por la gobernación de Córdoba, en la que terminará compitiendo contra otro radical, Ramón Mestre

Informe: Guido Braslavsky

JDB

Articulos relacionados