Manu, la leyenda que todos admiran: los cinco momentos que marcaron la carrera de GinóbiliDeportes 

Manu, la leyenda que todos admiran: los cinco momentos que marcaron la carrera de Ginóbili

Los corazones de millones de argentinos y, por qué no, de un inmenso número de estadounidenses se paralizaron el lunes 27 de agosto de 2018. Aquel día, entre lágrimas y con un nudo en la garganta, Emanuel Ginóbili les daba la peor noticia que sus fanáticos, aquellos que recuerdan cada una de sus maravillosas jugadas y lo consideran ¡el mejor!, podían recibir.


Ginóbili dio por finalizada una carrera de 23 años.

Aquella tarde, el bahiense de 41 años anunció su retiro al notar que ya no lo satisfacía como años atrás entrenar con San Antonio Spurs, el equipo que lo cobijó durante los últimos 17 años. “Con una gran mezcla de emociones les cuento que decidí retirarme del básquet….”, escribió en su cuenta oficial de Twitter, generando todo tipo de emocionantes reacciones.

Ginóbili tuvo grandes momentos en toda su trayectoria. ¡Y no es para menos! Dio por finalizada una carrera de 23 años, unos 8368 días, con 3 años de Liga Nacional, 4 en Italia y 16 temporadas en la NBA, la liga de Básquet por excelencia. Para muchos, se retiró el mejor basquetbolista en la historia de la Argentina y, tal vez para muchos otros, el más grande deportista que dio este suelo.

Con una gran mezcla de emociones les cuento que decidí retirarme del básquet. ENORME GRATITUD para mi familia, amigos, compañeros, DTs, staff, aficionados y todos los que fueron parte de mi vida en estos 23 años. Fue un viaje fabuloso que superó cualquier tipo de sueño. GRACIAS! pic.twitter.com/FtFqpTwFRq

— Manu Ginobili (@manuginobili)
27 de agosto de 2018



Emanuel David Ginóbili nació el 28 de julio de 1977, en la ciudad de Bahía Blanca. Sus inicios en el básquetbol fueron ya desde muy chico, ya que su familia venía de ese ámbito deportivo: su padre fue entrenador y jugador de ese deporte.

Desde chico, Manu –tal y como lo conoce todo el globo terráqueo- tenía un gran miedo, el de no ser tan alto como para poder disfrutar el deporte que le terminó cumpliendo sus sueños, y el de muchos argentinos sin duda.

Fue un médico el que le pudo sacar esa duda, ya que el mismo le realizo un estudio y dijo que crecería lo suficiente ¡Y vaya que creció! Actualmente mide 1,98 . “Me medía todos los días en la pared de la cocina de casa, estaba loco con eso”, había contado el bahiense.

Su debut fue en el Club Andino de la Rioja en 1995, club en el que jugó hasta 1996. Un año más tarde fichó para el Club Estudiantes de Bahía Blanca, donde jugo dos años hasta 1998. En 1998, gracias a su talento, fue contratado desde Italia por el Viola Regio Calabria de la segunda división.

Más tarde, en el año 2000 lo llamaron para que integre el equipo Kinder Bolonia, donde se consagraría como el mejor jugador de Europa. Simultáneamente, Ginóbili fue llamado a integrar el equipo mayor de la Selección Nacional.

En 1998 debutó en el mundial de Atenas y en 2001 se corono campeón del Campeonato FIBA Américas, logrando la clasificación al mundial 2002. Al ver todos los logros que iba obteniendo, la NBA –la principal liga de este deporte a nivel mundial- puso sus ojos sobre él.

Fue así que en 2002 alcanzó su sueño al integrar el equipo de  San Antonio Spurs, que por entonces contaba con “monstruos” de la talla de Tim Duncan, entre otros. Ese mismo año, el seleccionado argentino consigue la medalla de plata en el mundial de Indianápolis.

Ginóbili jugando para Estudiantes de Bahía Blanca.

Ya en 2004 obtuvo su mayor logro con la camiseta albiceleste: la medalla de oro en los juegos olímpicos de Atenas. Fuera o dentro de la Selección Argentina, Manu Ginóbili dejó una huella dónde jugó. El bahiense estuvo siempre a la altura de los desafíos y, gracias a su percepción del juego y a los valores del deporte que pregonó en estos 23 años, se ganó el cariño de todos.

El AT&T Center de San Antonio ya está listo. Será el escenario de la ceremonia que sellará el retiro de la camiseta número 20 que durante 16 temporadas vistió. Algo que solamente logran conseguir  jugadores de leyenda. Y sí, Manu es una leyenda que camina entre nosotros.

Los logros de Manu en su carrera:

  • 1 Liga italiana (Kinder Bologna 2001)
  • 2 Copa de Italia (Kinder Bologna 2001 y 2002)
  • 1 Euroliga (Kinder Bologna 2001)
  • 4 NBA (San Antonio Spurs 2003, 2005, 2007 y 2011)
  • 2 campeonato FIBA Américas (selección argentina 2001 y 2011)
  • 1 Medalla de plata Mundial (selección argentina – Estados Unidos 2002)
  • 1 Medalla de oro Juego Olímpico (selección argentina – Atenas 2004)
  • 1 campeonato FIBA Diamond Ball (selección argentina 2008)
  • 1 Medalla de bronce Juego Olímpico (selección argentina – Beijing 2008)

El día que conquistó Europa con su juego

El 10 de mayo 2001, Manu Ginóbili alcanzó la cima de Europa: salió campeón de la EUROLIGA tras ganar la serie final con Kinder Bologna 3-2 al Tau Ceramica. El bahiense fue el MVP de esa serie final y en el juego decisivo aportó 16 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias y 2 robos.

Su debut en la NBA

El 29 de octubre de 2002 comenzó la carrera de Ginóbili en la elite del básquet mundial frente a nada más ni nada menos que Los Ángeles Lakers , el equipo donde jugaba un tal Kobe Bryant. En aquel partido finalizó con 7 puntos, dos rebotes, tres asistencias, cuatro robos. La temporada, donde consiguió su primer anillo, la terminó con un promedió de 7,6 puntos, 2,3 rebotes, 2 asistencias y 1,4 robos de balón.

El primer anillo en la NBA

El 14 de junio de 2004, Emanuel Ginóbili consiguió su primer anillo de campeón en la NBA, al consagrarse con San Antonio Spurs en las finales frente a New Jersey Nets, y se convirtió en el primer argentino en coronarse en la liga estadounidense. En total, el bahiense obtuvo cuatro anillos de la NBA en 16 años y se ubica en el séptimo lugar de los más ganadores.

Manu y compañía destruyen al “Dream Team” estadounidense

El 4 de septiembre de 2002, en el estadio Conseco Fieldhouse de Indianápolis, durante la segunda fase del 14ª Mundial de Básquetbol, Argentina le ganó a Estados Unidos por 87-80 y le cortó así un invicto de 58 partidos. A base de una defensa sólida y un funcionamiento colectivo ideal, la Argentina de Rubén Magnano logró el triunfo que el básquet argentino necesitaba. 

Medalla de oro para la “generación dorada” comandada por Manu

En los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, Argentina integró el llamado “grupo de la muerte” junto a Serbia y Montenegro, España, Italia, China y Nueva Zelanda. Argentina le ganó agónicamente 83-82, con un recordado doble de Manu Ginóbili cayéndose, en el segundo final. Aquella jugada pasó a la historia y encaminó al equipo a la ansiada medalla de oro.

En la semifinal, Argentina enfrentó al gran favorito: Estados Unidos. La albiceleste le ganó 89-81 al equipo de Duncan, Carmelo, Wade y un joven LeBron James, manteniendo superioridad de principio a fin, con un extraordinario desempeño de Emanuel Ginóbili, quien anotó 29 puntos. En la final, los argentinos superaron a los italianos con amplitud, con un marcador de 84-69.

  • Manu Ginóbili
  • NBA
  • bahiense
  • Básquet
  • San Antonio Spurs

Articulos relacionados