Paolo Guerrero llevó a juicio al abogado del hotel donde le provocaron el dópingDeportes 

Paolo Guerrero llevó a juicio al abogado del hotel donde le provocaron el dóping

El delantero de la selección de Perú y del Internacional de Porto Alegre, Paolo Guerrero, presenció la audiencia judicial en donde el magistrado Arturo Zapata, del 29° Juzgado Penal de Reos Libres de Lima, ordenó procesar a Jaime Durand, abogado del Swissotel, por los presuntos “delitos contra la fe pública y falsedad genérica”.

Mirá también

Newsletters Clarín

Mundo Messi | No le pierdas pisada al mejor jugador del planeta

Todas las semanas.

Recibir newsletter

Guerrero había denunciado a Durand tras acusarlo por haberle mentido a la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) en su declaración sobre lo que sucedió en el hotel y que derivó en el dóping positivo del delantero, ya que aseguró que el abogado mintió al decir que la sala en donde tomó el té era pública, y que cualquier persona podía ingresar con comida e incluso bebidas alcohólicas.

Por su parte, el goleador peruano alegó que ese sector del Swissotel era de uso exclusivo para la selección de Perú, ya que allí los jugadores se reunían con sus familiares y amigos, por ende, el lugar tenía que ofrecer los productos indicados por la Federación Peruana de Fútbol (FPF).

Paolo Guerrero comparte club con Andrés D’Alessandro (Foto: Twitter @SCInternacional).

¿Qué sucedió, según la versión de Paolo Guerrero? En una sala del Swissotel, el delantero tomó un té de anís que supuestamente tenía restos de un mate de coca. Es por eso que el control antidóping, tras el partido del 5 de octubre de 2018, ante la Selección Argentina, en La Bombonera (en Buenos Aires estuvo hospedado en el Hotel Madero), le dio positivo por benzoilecgonina, metabolito que se encuentra en la cocaína.

Durante la audiencia, los abogados del capitán de la selección peruana consideraron que las falsedades del abogado del Swissotel le causaron “un daño material, moral, profesional y psicológico”, y que la sanción significó la ruptura de los contratos que tenía firmado con Flamengo, su ex club, y con varias empresas con las cuales mantenía vínculos de publicidad. Ahora, el juez dio un plazo de 90 días para que la fiscalía formule la denuncia penal para determinar si el caso merece ir -o no- a juicio.

Mirá también

En un principio, la FIFA sancionó a Guerrero con un año de suspensión, que tras la apelación del futbolista fue rebajada a seis meses. Igualmente, el delantero acudió al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), para eliminar el castigo, pero lo volvieron a sancionar, con catorce meses de inactividad. Guerrero pudo disputar el Mundial de Rusia de 2018 con la selección de Perú (marcó un gol ante Australia) gracias a un recurso extraordinario del Tribunal Federal de Suiza, que le brindó una suspensión cautelar del castigo.

Tras casi diez meses sin jugar, la suspensión a Paolo Guerrero finalizará el 5 de abril, por lo que llegaría sin problemas al partido ante River, por la última fecha de fase de grupos de la Copa Libertadores, del 7 de mayo. En el medio, tendrá cinco encuentros para sumar minutos. Según Cristiano Nunes, preparador físico del club, “Guerrero tiene condiciones de soportar de 65 a 70 minutos de juego, tranquilamente”.

JCh.

Articulos relacionados