La mirada íntima de Leo Ponzio: cómo fueron los días previos a la final con Boca en MadridDeportes 

La mirada íntima de Leo Ponzio: cómo fueron los días previos a la final con Boca en Madrid

“Pudimos ir perdiendo en un momento, pero nunca dejamos de jugar”, la frase es de Leonardo Ponzio, el capitán de River a casi cuatro meses de la final de la Copa Libertadores ante Boca en el Santiago Bernabéu, donde el equipo de Marcelo Gallardo se impuso por 3-1 tras arrancar abajo y se quedó con un trofeo que será recordado por siempre.

Mirá también

En diálogo con el sitio copalibertadores.com, el santafesino de 37 años recordó cómo fue la previa al duelo decisivo en Madrid. “El viaje empezó bastante distendido porque pudimos ir con nuestras familias. Volamos casi 10 compañeros con nuestros hijos o nuestras parejas. Era un vuelo agradable. Íbamos a estar llegando para las fiestas con un mes sin poder verlos. Vinieron padres y madres como los de (Gonzalo) Montiel. Poder compartir eso era algo soñado. No era un viaje de estudio, era una final en la que nos jugábamos mucho. Eso marcó algo”, analizó.

Mirá también

Y añadió: “Veníamos en una privacidad muy linda con nuestras familias. Y después, llegado al momento, nos entrenábamos en la Casa Blanca, el predio de Real Madrid. Pese a no ser en nuestra casa, porque es la gran mancha negra de todo esto, nos estábamos jugando algo ante el mundo. Teníamos mucha confianza. Sabíamos que queríamos jugar. No teníamos suspicacia por no jugar. Y fue lo que se demostró durante todo el partido”.

Maidana, Gallardo y Ponzio con la Copa Libertadores en el Santiago Bernabéu. (Marcelo Carroll)

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Por otro lado, contó cómo es ser capitán a los 37 años y cómo se maneja con los más jóvenes. “Trato de no ser invasivo. Que yo entre a la pieza de un pibe que está hablando con la novia no tiene sentido. Pero sí el día en que Marcelo hace el táctico, el día anterior al partido, soy de hablar ahí. De decirles a los compañeros: ‘Si nos dice esto, es por algo’. Y si vos conocés al rival, mejor. Cuando llega el momento y hay relax, no me meto. Que cada uno esté en su mundo. Después sí, tenemos 45 minutos antes de la entrada en calor y ahí volvemos”, reveló.

Además, abrió la puerta de lo que ocurre dentro del vestuario de River: “Se mira mucho fútbol. A lo mejor no se habla de la táctica. Los pibes ven mucho. Un Mayada, un De La Cruz, un Palacios, un Moreira -que ahora ya no está- saben dónde juegan todos”.

Articulos relacionados