Un perito que había detectado irregularidades en la declaración de bienes de los Kirchner ratificó en la justicia aquel dictamenPolítica 

Un perito que había detectado irregularidades en la declaración de bienes de los Kirchner ratificó en la justicia aquel dictamen

La discusión sobre el presunto enriquecimiento ilícito del matrimonio Kirchner volvió a los tribunales de Comodoro Py diez años después de que el entonces juez Norberto Oyarbide decidiera sobreseer en cuatro meses de investigación a los ex presidentes. El pedido de reapertura de la investigación por parte de la Unidad de Información Financiera (UIF) es analizado por el juez Ariel Lijo, y este martes declaró como testigo el perito Eduardo Blanco Álvarez, cuyo informe señalando inconsistencias patrimoniales no fue incorporado al expediente en 2009. Ahora ratificó aquellos señalamientos, y relató cómo se detectaron.

La UIF cree que hay elementos para resolver el planteo de “nulidad” del sobreseimiento que dictó el ex juez Oyarbide, basado en la existencia de “cosa juzgada írrita”: una controvertida figura jurídica que implica que si una causa fue cerrada en forma ilegal, el beneficiado pierde el derecho a no ser juzgado dos veces por el mismo caso. Para el organismo antilavado, la investigación judicial “se dirigió a sobreseer ficticiamente a quien fue objeto de dicha pesquisa”.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Esto fue planteado después que en el marco de la causa de los cuadernos de las coimas, Oyarbide admitió que actuó bajo presiones de los ex presidentes; del ex director de la SIDE, Antonio Stiuso, y del operador judicial K Javier Fernández.

Previo a decidir si la causa debe o no reabrirse, el juez Lijo -que subroga el juzgado 5 que perteneció a Oyarbide-, llamó a declaración testimonial a Eduardo Blanco Álvarez, ex auditor de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas. Fue quien en su momento confeccionó un informe sobre las inconsistencias que detectó en el patrimonio de los Kirchner, pero que nunca se incorporó al expediente que Oyarbide instruyó y cerró en pocos meses.

Mirá también

Blanco había observado que en el patrimonio de Kirchner, que rondaba los 28 millones de pesos, hubo un incremento en un año de más de 24 millones que no tenía documentación que lo respalde. Su planteo, ratificado este martes, coincide con la declaración como arrepentido del ex contador de Kirchner Víctor Manzanares en la causa de los cuadernos de las coimas, ya que las observaciones realizadas hablaban de falta de documentación sobre los inmuebles, como también algunas inconsistencias en los plazos fijos. Su testimonio será clave para que Lijo decida si reabre o no el expediente.

La causa contra los ex presidentes se inició cuando se denunció que en 2008 los Kirchner habían declarado un aumento de su patrimonio del 158%. En 2003, Kirchner consignó un patrimonio de 6.851.810 pesos. En 2007, Cristina admitió bienes por 17.824.941 pesos. Un año después, el matrimonio declaró 46 millones de pesos.

Mirá también

¿Qué otras inconsistencias fueron planteadas por Blanco Álvarez ? Según fuentes judiciales, faltaba documentación que respalde las operaciones con los inmuebles. También observó la falta de certificados de un grupo de plazos fijos lo que impide conocer sus movimientos en cuanto a dinero inicial e intereses.

Hay una serie de préstamos del Banco Santa Cruz por poco más de 8 millones de pesos que tampoco no contaban con documentación respaldatoria. Además, otra cuestión planteada por Víctor Manzanares: una serie de mutuos y aportes irrevocables a la inmobiliaria Los Sauces que no estaba documentada, como cobros anticipados de alquileres.

Entre otros puntos, se objetó una deuda que los Kirchner tenían con Lázaro Báez por 8,3 millones de pesos, que Manzanares también recomendó cancelar porque era difícil de justificar. Nada de esto fue tenido en cuenta en la causa.

Mirá también

¿Cuál era la preocupación del contador de los Kirchner, según el mismo admitió ahora? “Yo temía por el resultado de la pericia porque la documentación de algunos de los actos económicos no era suficientemente consistente desde el punto de vista legal”, expresó.

Por ejemplo, durante el año 2008 Néstor Kirchner había vendido aproximadamente 13 propiedades que se transfirieron a Austral Construcciones y Rudy Ulloa, entre otros. “No estaban todas las escrituras y algunas eran copias simples. En diciembre 2009, la contadora y perito de la Corte María Penedo -hoy bajo investigación- me hace un último pedido y traigo a Buenos Aires la última parte de la documentación. Días después regreso para firmar el informe pericial del que yo era perito de parte”, reconstruyó Manzanares.

Mirá también

Según confesó el contador, dos días antes de que se haga público el fallo a su favor Néstor Kirchner lo llamó para avisarle que el resultado era bueno, “que estaba sobreseído”. Apenas habían transcurrido unos cuatro meses.

Para el ex contador era objetable que las propiedades se vendieron al círculo íntimo de los Kirchner, entonces indicó que aunque no podía afirmar que la venta de esos inmuebles “haya sido simulada, sí creo que la pericia fue laxa, fue liviana”.

Articulos relacionados