En un escrito y a través de su abogado, el fiscal Carlos Stornelli volvió a pedir la nulidad del caso en su contra por espionaje y extorsiónPolítica 

En un escrito y a través de su abogado, el fiscal Carlos Stornelli volvió a pedir la nulidad del caso en su contra por espionaje y extorsión

Tal como se sospechaba, el fiscal Carlos Stornelli no se presentó a su cuarta cita para declarar en indagatoria ante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, por su supuesta participación en una red de extorsión y espionaje en la que según la acusación trabajaba el falso abogado Marcelo D’Alessio. En cambio, a través de su abogado Stornelli volvió a pedir la nulidad de todas las actuaciones, recordó que su defensa está siendo vulnerada por la falta de respuesta a sus anteriores reclamos de incompetencia y pidió el “pronto despacho” para todas esa objeciones presentadas. Casi de inmediato, Ramos Padilla rechazó ese reclamo.

En el centro de sus argumentos, el fiscal de de la causa de los cuadernos acusa a Ramos Padilla de ser “juez y parte”, pues ignora los pedidos del fiscal del caso para renunciar a la competencia, y avanza sobre una acusación que nadie formuló. Según los procedimientos judiciales, los jueces deben decidir sobre las acusaciones y medidas que impulsan los fiscales, y no ocupar ese rol.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

“Vengo a plantear la nulidad de los decretos mediante los cuales se me convocara a prestar declaración indagatoria”, dice el texto presentado por el abogado Roberto Ribas. “Acarrean una flagrante violación a la defensa en juicio, al debido proceso y, por sobre todas las cosas, una intromisión en lo que se refiere a las facultades propias que le corresponden a otro poder, puntualmente al Ministerio Público.”

Para Stornelli, Ramos Padilla “pretende sin más y en atropello a las garantías constitucionales que me amparan a esta parte, ser en un mismo caso, acusador y juzgador.”

El fiscal porteño recuerda que el último llamado a indagatoria, al que él no se presentó este martes, ocurrió sin que se respondieran sus pedidos previos, de nulidad, incompetencia territorial y recusación, “que el juez dilatoriamente se empeña en no abordar”.

Mirá también

“Todos estos planteos irresueltos ponen en crisis a usted como juez natural del proceso, lo cual, de no encontrar respuesta y proseguir actuando de la manera en que lo hace, no puede sino acarrear un total avasallamiento de las garantías procesales que asisten a esta parte“, firma el abogado Ribas

Stornelli recuerda que el fiscal de Dolores Juan Pablo Curi pidió la incompetencia de Ramos Padilla el 28 de febrero, sin que el juez respondiese. “Recientemente, el fiscal de la jurisdicción reiteró y reforzó los argumentos dados, insistiendo con la solicitud de incompetencia el 18 de marzo. No obstante el juez, soslayando las facultades del Ministerio Público, reinterpretó a su gusto lo dictaminado atribuyéndole carácter de requerimiento de instrucción a una pieza que no fue concebida ni presentada como tal, pese a la claridad de sus términos.”

Mirá también

En la explicación de Stornelli, la falta de impulso a la investigación por parte de su colega Curi y su supuesto reemplazo por un -a su juicio- irregular avance de Ramos Padilla en la función de acusador, “afectan la garantía del debido proceso, al vulnerar el principio procesal de congruencia”, que tiene como fin delimitar el poder discrecional de un juez.”

“La deformidad procesal de reinterpretar la letra y decisión del Agente Fiscal, además de un grosero avasallamiento a la autonomía funcional por la que el Ministerio Público tanto luchara, avanza de manera significativa sobre la garantía de imparcialidad del magistrado en el ejercicio exclusivo de adoptar decisiones en el conflicto, al reinterpretar según su arbitrario criterio qué es lo que se investiga, cuál es el objeto de imputación y, peor aún, decidir sobre qué elementos de cargo se pretende abarcar a los imputados, extralimitándose de toda tarea valorativa propia del Juzgador y subrogando a las partes”.

Mirá también

“Sencillamente, con ese actuar, su señoría se erigió en juez y en parte“, golpea Stornelli, quien se puso a sí mismo en una controvertida situación al desoir por cuarta vez la orden judicial de comparecer en indagatoria.

Quizás por eso, al final de su escrito el abogado Ribas avisa que “esta parte se encuentra a derecho, ha constituido abogado defensor en la presente causa y ha realizado, en procura de salvaguardar las garantías constitucionales más elementales, los planteos que se estiman conducentes para el correcto encauce de los intereses en juego”, pues “no constituye interés o proposición de esta parte obstaculizar o eludir la investigación respecto de la cual pretende mi testimonio defensista”. Para lograr que prevalezca esta interpretación, a Stornelli quizás le hagan falta más que palabras.

Articulos relacionados