La producción industrial retrocedió 8,4% en el primer bimestre de 2019Sociedad 

La producción industrial retrocedió 8,4% en el primer bimestre de 2019

Uno de los sectores en donde los cimbronazos económicos se están sintiendo con más fuerza es, sin dudas, el de la industria. Hace ya varios meses que esta actividad revela números negativos en comparación con períodos de años anteriores y el primer bimestre de 2019 no fue la excepción. Puntualmente, el Índice de Producción Industrial (IPI), elaborado por la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), registró en febrero del corriente año un retroceso del 7,3% respecto al mismo mes del año anterior.


En el segundo mes de 2019, con la excepción de los despachos de cigarrillos, todas las ramas de la industria manifestaron una caída interanual. No obstante, se han registrado algunos datos positivos, como puede ser el caso de la producción de vehículos utilitarios y los despachos de cemento.


En tanto, en relación al mes de enero, la producción industrial resultó 3% superior incluyendo factores estacionales, mientras que si estos se corrigen, la actividad se elevó 1,7%. Al respecto, es importante destacar que en los últimos meses varias actividades modificaron el usual cronograma de paradas técnicas. Finalmente, en el acumulado para el primer bimestre del año, y en la comparación interanual, la actividad industrial muestra una caída del 8,4% respecto al mismo período de 2018.

Casi todas las ramas en caída

Del total de las ramas industriales medidas por FIEL, prácticamente todas manifestaron un descenso en las cifras del primer bimestre de 2019, ya que sólo la producción de papel y celulosa manifestó una mejora de 1,1%. En contrapartida, las restantes ramas de actividad mostraron un retroceso interanual, comenzando por el despacho de cigarrillos (-1%), seguido por alimentos y bebidas (-1,8%), insumos textiles (-5,7%), siderurgia (-6%) y petróleo procesado (-6,9%). Además, la producción de minerales no metálicos (-10,8%), la metalmecánica (-11,8%), los insumos químicos y plásticos (-14,3%) y la producción automotriz (-22,3%) retrocedieron en el primer bimestre por encima del promedio de la industrial en la comparación interanual.


En tanto, siguiendo la clasificación de ramas industriales según tipo de bienes y en línea con el desempeño sectorial descripto, cabe aclarar que el documento elaborado por la fundación en cuestión sostuvo que los bienes de consumo durable lideran la contracción en el primer bimestre con una caída del 18,4%. Los bienes de uso intermedio acumularon un retroceso de 10%, los bienes de capital una caída de 9,6% y los bienes de consumo no durable descendieron 1,7% en el transcurso del primer bimestre del corriente año y en la comparación interanual en cada caso.


Además, para todos los tipos de bienes se moderó el ritmo de caída respecto a lo observado en enero, al mismo tiempo que se registraron mejoras en las mediciones desestacionalizadas con excepción del caso de los bienes de capital.

Clic para Ampliar

Avance mensual

En contrapartida, en términos desestacionalizados, el IPI de febrero avanzó 1,7% respecto al mes inmediatamente anterior. Específicamente, la presente fase ha mostrado una moderación en la dinámica de caída de la actividad, la que equivale al 7,1% anual, en comparación con el -14,3% promedio de las diez recesiones industriales que se desarrollaron en nuestro país desde 1980. Asimismo, los indicadores que permitieron monitorear dicha consolidación de la fase han mostrado una muy ligera mejora, aún cuando la difusión sectorial de la contracción de la actividad volvió en febrero a mostrar una leve profundización.


En síntesis, para FIEL, “la actividad industrial continúa transitando una fase recesiva”, argumentando que en febrero se ha observado un menor ritmo de caída de la producción, mientras que en algunas actividades se registraron mejoras interanuales. “La ceñida política monetaria que se manifiesta en altas tasas de interés tendrá impacto en términos de actividad al ralentizar la recuperación del crédito, lo que debilitará la demanda de durables y bienes de capital”, concluyó el documento.

Más recesión, menos empleo

En el primer bimestre del año se registraron 12.352 casos de despidos o suspensiones, de acuerdo a la estimación realizada por el centro de estudios económicos CEPA, dada a conocer ayer. Las actividades que concentran el mayor número de casos son la industria y servicios, en los que, con respecto a los primeros dos meses del año 2018, exhiben aumentos del orden del 145 por ciento la primera y 331 por ciento los segundos.


El sector industrial representó el 68 por ciento de las suspensiones y los despidos de enero y febrero de este año. El sector de servicios concentra otro 28 por ciento. La mayor cantidad de casos se dio en el mes de febrero. En el relevamiento de CEPA, las suspensiones y despidos de ese mes suman 9130 casos, mientras que en enero habían sido 3222.

Una particularidad significativa de las estadísticas de suspensiones y despidos es que, mientras en el primer bimestre de 2018 los casos se dieron en forma predominante en el sector público, este año se registraron en forma excluyente en el privado. Las cifras son las siguientes: en el primer bimestre de 2018, hubo 7515 suspensiones y despidos en el sector público y 4732 en el privado, con un total de 12.247 casos. En 2019, los del sector público fueron sólo 98 y los del privado, 12.254, sumando 12.352. Es decir que mientras el total de suspensiones y despidos aumentó, entre ambos años, menos del uno por ciento (105 casos más), en el sector privado ese aumento fue de casi 160 por ciento, al registrar 7522 casos más en 2019 respecto del año anterior.

De los 12.352 casos mencionados para el primer bimestre de 2019, señala CEPA que 9222 (el 75 por ciento) corresponde a despidos, y los restantes 3130 a suspensiones. Estas últimas se dieron, en su totalidad, en el sector industrial. En cuanto a los despidos, 5222 son de empresas industriales, 3502 del sector Servicios y 400 corresponden al sector de la construcción. En Gobierno se computaron 98 casos. El informe consigna de uno de cada cuatro casos de despidos en la industria está vinculado a cierre de empresas (2645 casos). Del resto, 6453 corresponden a despidos de personal sin cierre, y otros 211 fueron retiros voluntarios o jubilaciones anticipadas.

Articulos relacionados