Lapicera verde o celeste: el futuro del aborto, atado al armado de las listasPolítica 

Lapicera verde o celeste: el futuro del aborto, atado al armado de las listas

¿Con qué color de tinta escribirán en los partidos mayoritarios los nombres de sus candidatos a diputados y a senadores para las elecciones de este año? ¿Verde o celeste?

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Ahí estará posiblemente la clave para que en el Congreso que viene se pueda avanzar, o no, con la ley de legalización del aborto. Con la configuración actual del Parlamento, en 2018 el proyecto fue rechazado. En Diputados se lo aprobó por 129 votos contra 125, pero el Senado rechazó la iniciativa por 38 votos a 31.

Este año se va a insistir con el tratamiento del proyecto, pero es improbable que avance, más si se tiene en cuenta que esta vez la Casa Rosada no dará luz verde al debate y a que ambas cámaras siguen integradas por los mismos legisladores.

Pero con la próxima conformación del Congreso -el de los años 2020 y 2021- quizás el panorama tampoco asome favorable para la legalización.

Pañuelazo frente al Congreso, el mes pasado, a favor de la legalización del aborto.

Es que de todos los diputados a los que se les vencen los mandatos este año, el sector que más perderá representación es el verde. De los 130 que finalizan sus mandatos, 71 legisladores votaron a favor de la ley y 57 en contra (Emilio Monzó y Julio De Vido, suspendido, no votaron).

En el Senado, el panorama es más parejo. Se les vence el mandato a 24: 12 senadores son “celestes” y 11 “verdes” (Lucila Crexell se abstuvo).

Así, para que la iniciativa pueda volver a imponerse en Diputados la proporción de “verdes” debería ser mayor a la de los “celestes” en las listas. En el Senado la proporción de “verdes” debería ser aún mayor que para la Cámara baja.

Mirá también

¿Pasará eso?

La clave, como se dijo más arriba, estará en la confección de las boletas para las elecciones legislativas de este año. Se sabe: son pocas las personas que manejarán la lapicera para el armado de listas. Marcos Peña, María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta y algunos gobernadores de Cambiemos en el oficialismo.

En el kirchnerismo, la lapicera la tendrá Cristina Kirchner. En el peronismo, sus gobernadores, Sergio Massa y un puñado más de dirigentes.

Pero como la pelea es por ganar la elección y no porque se apruebe la legalización del aborto, lo más probable es que en los partidos políticos mayoritarios armen listas que parezcan “equilibradas” con candidatos celestes y verdes.

Activistas contra el aborto frente al Congreso, en agosto del año pasado.

¿Unidad Ciudadana -el kirchnerismo fue el sector que más votos a favor aportó en Diputados- querrá mostrarse en la campaña electoral como una lista puramente “verde” o armará boletas mixtas?

En noviembre del año pasado, la ex presidenta dijo: “En nuestro espacio hay pañuelos verdes, pero también hay pañuelos celeste”. Dos datos más: Cristina Kirchner tiene pautada una reunión con evangélicos en el Instituto Patria y en su armado suena el dirigente Juan Grabois, declarado en contra del aborto, como candidato a diputado.

En Cambiemos -la segunda fuerza que más votos positivos aportó en Diputados, pero la primera en negativos- las boletas seguramente se armarán también con un criterio de equilibrio. El oficialismo quedó fuertemente tensionado tras el tratamiento de la ley en el Congreso.

Raúl Magnasco, presidente de Más Vida, una activa asociación contra el aborto, confirmó a Clarín que presionarán sobre los nombres que compongan las boletas. “Vamos a empezar a trabajar más fuerte cuando estén compuestas. Saldremos a recordar quién está en cada lista y que posición tiene para que la gente conozca bien a quiénes está eligiendo”, advirtió Magnasco.

“Para nosotros es un tema sensible, que tiene una afectación muy importante entre los votantes”, agregó.

Diputados que militaron muy fuerte por la aprobación de la ley consideran probable que con el próximo Congreso la posibilidad de la aprobación de la ley quede aún más lejos.

“No somos obtusas y nos damos cuenta de que la próxima composición del Congreso posiblemente no nos juegue a favor”, dijo a Clarín Claudia Piñeiro, escritora y militante feminista.

Por eso, para Piñeiro sería importante que al menos pueda avanzarse en lo inmediato con la despenalización del aborto para que una mujer que se lo haga “no vaya presa”.

Mirá también

“Será un año importante para que el proyecto de reforma del Código Penal se saquen algunos de sus aberrantes artículos y se avance con la despenalización del aborto, algo en lo que hay un amplio consenso”, apuntó Piñeiro.

CG

Articulos relacionados