Se calienta la interna de Cambiemos y los dos candidatos radicales amagan ir por separadoPolítica 

Se calienta la interna de Cambiemos y los dos candidatos radicales amagan ir por separado

El temor del Gobierno por los daños de la interna de Cambiemos en Córdoba comenzó a cumplirse. En el distrito clave para Mauricio Macri en el balotaje de 2015 se intensificaron los cruces entre ambos sectores, esta vez por la logística de la elección prevista para el 17 de marzo, al punto que quedó en duda su concreción.

Los cuestionamientos a la organización de la disputa en Córdoba surgieron del espacio que postula a la fórmula Mario Negri-Héctor Baldassi a la Gobernación y a Luis Juez en la capital, avalado por el Gobierno.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

“No aceptamos la interna casera que proponen. ¿Quién llevaría las urnas? ¿Quién haría el escrutinio? No hay garantías de transparencia ni tenemos gente en la Junta Electoral”, advirtieron cerca del radical Negri, jefe del interbloque de diputados de Cambiemos, ante el peso de la estructura que maneja Ramón Mestre, intendente de Córdoba y titular de la UCR provincial.

Mestre es además el candidato a gobernador de la otra lista, compuesta enteramente por dirigentes de la UCR.

De acuerdo con el sector liderado por Negri, será difícil disponer una logística exenta de sospechas: Correo Argentino pidió 35 días para hacerse cargo y un presupuesto de $17 millones, otras empresas más plazo todavía.

La interna está prevista en 18 días y a la semana siguiente será el cierre de listas para las generales. El gobernador Juan Schiaretti se ve fortalecido por este enfrentamiento en Cambiemos.

Mirá también

La alternativa de contratar a una empresa más chica y que dirigentes o voluntarios se encarguen de tareas como el traslado de las urnas genera rechazo en el sector avalado por la Casa Rosada.

“Nos llama la atención que no hay nada preparado, ni siquiera escuelas reservadas para la elección”, dijo a Clarín un alto funcionario del Gobierno. “No sabemos cómo se va a resolver, cuál puede ser la alternativa que van a proponer desde Córdoba”, agregó esta tarde, algo desconcertado por el conflicto sin solución a la vista.

En la previa, la Casa Rosada mantenía expectativas de que la candidatura se definiera por consenso, hasta que Marcos Peña -jefe de Gabinete- y Rogelio Frigerio -ministro del Interior- instaron -sin éxito- a Mestre a que se bajara y ordenaron a todo el PRO cordobés alinearse con Negri. De hecho, el macrista Baldassi completa esa fórmula.

Ahora confirmaron la inconveniencia de la interna, con el riesgo de que en caso de concretarse termine en un “papelón” con alcance nacional.

Mirá también

“Son excusas, porque no quieren que se haga la interna. Se bajarán ellos entonces, nosotros tenemos voluntad de que la gente de Córdoba decida quién es el candidato”, replicó un hombre muy cercano a Mestre ante la consulta de Clarín.

Desde ese sector, que llevará como candidato a vice a Carlos Briner -intendente de Bell Ville- y a Rodrigo De Loredo -ex titular de ARSAT, yerno de Oscar Aguad– en la capital, sostuvieron que la elección se hará con la contratación de una empresa o el Correo público y a un costo menor -unos $ 2,5 millones– que se afrontará según el reglamento firmado por los dos espacios.

Mirá también

Mestre lanzó un spot con ese contenido en las últimas horas. “Te quieren hacer creer que tu voto no cambia nada, que es sólo una interna. Que no es necesaria”, se subió a la disputa el intendente por canales de TV y redes sociales.

En caso de concretarse la elección podrán participar unos 275.000 afiliados de los cuatro partidos de Cambiemos en la provincia más independientes, una octava parte del padrón para la elección general.

Ante la tensión en aumento, desde ambos sectores no descartaron ir con listas separadas a la elección general, lo que facilitaría el escenario a Schiaretti. 

Articulos relacionados