Final de la Libertadores es una incógnita: falta decidir apelación de Gremio y discuten las fechasDeportes 

Final de la Libertadores es una incógnita: falta decidir apelación de Gremio y discuten las fechas

Boca y River se enfrentarán por primera vez en la historia en una final de Copa Libertadores, el máximo certamen continental, y escribirán un capítulo especial en la serie de duelos que paralizan al país. El Superclásico encontrará en la definición de este torneo un espectáculo único e inédito, pero la seguridad del mismo es un aspecto que preocupa a más de uno.


Así lo presente la CONMEBOL en Twitter, aunque después aclaró que  existe un reclamo de Gremio. 

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) informó que Boca Juniors y River Plate jugarán los partidos por la final de la Copa Libertadores de América el sábado 10 de noviembre próximo a las 16 en la Bombonera y la revancha el día 24, aunque no aclaró en cuál estadio.

“La Conmebol Libertadores 2018 será disputada el sábado 10, a las 16 hora local, en el estadio del club Boca Juniors. La segunda final se jugará el sábado 24, también desde las 16”, indicó la federación en su cuenta de Twitter.

La final entre Boca, que eliminó anoche a Palmeiras en su semifinal, y River, que hizo lo propio con Gremio, tendrá lugar en esas fechas, aunque el sábado próximo, la CONMEBOL se expedirá sobre la protesta de Gremio de Porto Alegre.

La primera final de la CONMEBOL Libertadores 2018 será disputada el sábado 10, a las 16 hora local, en el estadio del club Boca Juniors. La segunda final se jugará el sábado 24, también desde las 16.

— CONMEBOL.com (@CONMEBOL)
1 de noviembre de 2018



El equipo brasileño, vigente campeón, presentó un reclamo sobre el incumplimiento de una sanción por parte de Marcelo Gallardo, técnico de River, quien se encontraba suspendido en la semifinal en Brasil e igualmente bajó al vestuario para hablar con sus jugadores en el entretiempo. Gremio pidió la descalificación del Millonario y la Conmebol responderá al pedido este sábado.

Fue el Ministerio de Seguridad porteño quien impulsó la posibilidad de que el superclásico se juegue los sábados 10 y 24 de noviembre. La Conmebol originalmente tenía como fechas fijadas de los partidos definitorios los miércoles 7 y 28 de noviembre, pero el organismo encargado de la seguridad confirmó que en esos días no podrá organizarlo por la logística.

¿River fuera de la Copa? Gallardo rompió las reglas y Gremio pidió los puntos en Conmebol

Desde el Ministerio de Seguridad advirtieron que no podían hacerse cargo de la seguridad en los encuentros en las fechas que estableció la Conmebol porque estaban abocados a lo logística que demanda la cumbre del G-20 que albergará la ciudad. El ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, impulsó la posibilidad de disputar los partidos los sábados 10 y 24 de noviembre.

Sasano habló sobre la seguridad en un eventual superclásico.

Por otro lado, Juan Pablo Sasano subsecretario de seguridad ciudadana de CABA, sostuvo en diálogo con TN que es “un lindo desafío” que están dispuestos a afrontar. “Todavía no sabemos si es un Boca-River o un Boca-Gremio. Por ahora lo que sabemos es que Boca es finalista y que hasta el momento solo hay un partido que se juega hasta ahora en Argentina”, detalló.

A pesar de esto, y en referencia a si varía o no la cantidad de efectivos dependiente si el partido se disputa un sábado o un miércoles, Sasano aclaró: “La seguridad se va a brindar si es un partido de noche, de día, un sábado o en la semana. Lo que se evalúa es cómo afecta a la ciudadanía, porque nuestra responsabilidad primaria es la seguridad de toda la ciudad”.

Y agregó: “Es menos complejo brindar seguridad durante el día, con luz, que durante la noche. Porque claramente en la oscuridad es más fácil lograr la impunidad. La estrategia de seguridad va a cambiar, pero se daría en cualquiera de los casos por más que sea de día o de noche. Que sea un sábado también beneficia porque no hay tanta situación laboral que afecte el tráfico”.

Despliegue total de seguridad si hay un superclásico. 

Por último, Sasano habló sobre la seguridad dentro de ambos estadios: “Antes de estos partidos hay reuniones donde se convocan a los clubes y a los organizadores. La responsabilidad total de la seguridad en el interior es del club. Por eso se pide mayor presencia de seguridad privada, que los sistemas de video vigilancia estén en óptimas condiciones para estar controlando todo”.

La ida se jugará en la Bombonera. 

Según pudo saber BigBang, el operativo de seguridad contará con 1400 efectivos, de los cuales 800 serán de la Ciudad de Buenos Aires. Estos recibirán un adicional por las 8 horas de trabajo de unos $1.500, por lo que se desembolsaran al menos $1.2 millones.

Al mismo tiempo, a esto habrá que sumarle los Agentes de tránsito, a aquellos que se dedican a buscar e identificar “trapitos”, los controles de acceso de la popular y la seguridad privada que cada uno de los clubes contrate para preservar la integridad de sus hinchas.

  • Libertadores
  • Gremio
  • Boca
  • River
  • Conmebol
  • Ministrio de Seguridad

Articulos relacionados